lunes, 14 de septiembre de 2009

Violencias sutiles de cada día

Cada dia por distintas razones somos violentadas, y violentados porque no.
La violencia se acomoda desde los lugares de poder, y desde ahi se ejerce casi invisiblemente, llegamos a creer incluso que eso que nos pasa no es violencia... no podemos verla... y hasta nos sentimos avergonzadas de querer ejercer nuestros derechos... a parir, a amamantar, a criar, a decidir sobre nuestros cuerpos, a cambiar de opinion sin que se nos castigue por eso...
Cada día en todo momento, violentamos a otros, opinando cuando no nos preguntan, juzgamos el hacer del otro, o sus creencias creyendo que solo nuestra propia vara es la correcta... y estamos tan acostumbradas a que esto pase, que no podemos reconocer cuando los demás ejercen esta misma violencia sobre nosotros, y la permitimos, no decimos nada.


Que nos pasa que no podemos frenar esto????, que no podemos reconocer, que aceptamos y normalizamos la violencia cotidiana, y tambien las violencias más grandes.

Me sirve pensar en Gandhi, y en su lema: "si queres cambiar el mundo, se el cambio"
Mañana tengo una nueva oportunidad, ser el cambio, vivenciar la no violencia desde el mismo momento que me levanto.

Ale

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Creando un Circulo

Un círculo que tenga poder:
Elijo las piedras, lo más redondeadas posible, me gustan blancas.
Elijo el lugar, si me gusta en mis montañas.
Voy armando el circulo, antes de cerrarlo me siento adentro, me incluyo, me centro...
Cada dia que puedo vuelvo, trayendo algo, una flor,
el pañuelo de mis ultimas lagrimas, el título de aquel libro,
porque en mi círculo todo se transforma, toma cuerpo, se vuelve sutil y poderoso, mis deseos fluyen y se llenan de energia,
mis violencias se desintegran...
me siento parte de él,
y por fin puedo darme cuenta.

Estoy enojada...y triste.

Parto respetado...ayy si hasta parece en un punto una utopia, y despues cuantos que usando esta frase hacen uso de su poder y agresion, manosean las palabras, invadiendo el derecho de las mujeres a sentir, a querer, a poder... me entristece las personas que usando el slogan de parto respetado no hacen más que lo mismo que no lo usan ocultando su violencia tras palabras bonitas.

Cuando en una relacion, uno de los dos dice NO, y el otro avanza igual, esto es una violacion. Si digo No quiero estar parada, si digo no quiero parir en casa, si digo no quiero parir con peridural, si digo no quiero parir en el agua, si digo no quiero hacer exacto lo que vos decis sino lo que mi cuerpo me dice, y no me respetan TAMBIEN ES UNA VIOLACION.

martes, 8 de septiembre de 2009

Historias de las madres...

Si escribiera un libro con las historias de las madres a las que he acompañado en este tiempo podria poner como conclusion que estamos desorientadas...que sabemos que algo no está bien...incluso a veces podemos darnos cuenta donde hacer el giro...pero seguimos perdidas...pienso que si las madres formaramos un movimiento con dos o tres postulados basicos que quisieramos que cambie en nuestra sociedad podriamos hacerlo... aunque no tenemos muy claro que queremos que cambie...parece que caminando en la neblina estamos descubriendo que tenemos un poder femenino que hemos tenido siempre las mujeres, pensamos que el feminismo conquistó todo ese poder...sin embargo aqui estamos presas...atadas para parir... atadas para amamantar...llenas de miedos al criar... pensando que todos los de alrededor tienen razon menos nuestra voz interior... te invito mujer madre a que te escuches... a que permitas que todo tu poder ancestral sea convocado a tu momento de maternidad.
Siempre senti que tenia esa cierta funcion de ir marcando el camino, no ha sido un espacio facil para mi, me equivoqué muchas veces al pensar en las formas, a veces hasta preferí manterme al final, si si, ya sé, no está en mi naturaleza... sin embargo hoy estoy encontrando un lugar distinto, un camino que yo misma quiero seguir como mujer madre, donde siento que mis convicciones se asentaron, y ya no tengo la urgencia de ver si somos muchas, simplemente marcar mi propio camino para no olvidarme de mis raices y de como fui evoluciando con el tiempo, quizá para acompñar despues a mi hija... porque en definitiva todas marcamos camino, y porque el camino que quiero emprender es el que marcaron ya para mi mis abuelas... mi madre.
Cada una en su propia busqueda encuentra las huellas que quiere dejar, mis huellas son mis palabras... mis acciones en favor de mis causas...cual es tu huella?

viernes, 4 de septiembre de 2009

Acción concreta...

Aqui va, http://partoencasaenrosario.ning.com/ armamos una red de parto en casa, si pariste en casa o estas segura que parir en casa es una opcion segura y saludable para todas las mujeres de tu ciudad Rosario... anotate en la red, queremos firmar un manifiesto y hacer un poco de bulla en los medios... dale esto es accion directa

sábado, 30 de mayo de 2009

El cambio de paradigma en el parto.

Toda esta semana me quedé dando vueltas en lo que se estuvo hablando en la red.., porque nuestras actividades tienen poca asistencia…
Hace rato que lo sé, hace rato que todos sabemos la respuesta… hace rato que creo que lo entendemos pero no sabemos cómo hacer para cambiarlo…

El año pasado tuve la gran oportunidad de participar en un seminario de no violencia donde trabajamos mucho el origen de los movimientos sociales… como todos tiene un punto de quiebre, donde trascienden las fronteras y como donde la sociedad se apodera de la causa… entonces vienen los cambios reales en las estructuras… Martin Luther King decía que lo mucho más difícil era conseguir que su propio pueblo se sintiera digno de votar que de convencer a las autoridades de Estados Unidos que los Afroamericanos tenían derechos…siento que estamos igual… aun estamos en la etapa de no estar pudiendo conseguir que las mujeres tomen esta causa como suya sin importar si están embarazas…

Nuestro gran problema es que no podemos llegar a este quiebre…somos un grupo pequeño de personas que está convencida que las mujeres estamos siendo oprimidas y sometidas en nuestros partos y que nuestros niños están siendo avasallados en sus nacimientos… nosotros estamos convencidos de eso… pero las mujeres que siguen pariendo no lo están… la gran mayoría de las mujeres no se siente sometida, violentada, desnaturalizada, o lo que es peor cree que eso es mejor que elegir, que parir libremente… y nuestros niños por supuesto no pueden hablar pero no hay padres luchando por sus derechos tampoco…

De las pocas mujeres, padres, familias que conseguimos parir y traer a nuestros hijos al mundo de una forma diferente, un pequeño porcentaje siente que ya no puede permitir que a otros seres humanos les pase esto y comienza su camino por el activismo social en pro de un parto y nacimiento más humanizado… más un pequeño grupo de profesionales que hacen las cosas distintas.

Aun no sé cómo pero hasta que no les mostremos a las mujeres que hay una mejor manera de parir y nacer… las cosas no van a cambiar…

Tengo esperanzas…. Hemos avanzado muchísimo desde hace diez años, y se han logrado cosas increíbles, una ley nacional, leyes provinciales (aunque nadie las cumple al menos las tenemos) mucha prensa con los spots y videos que hacen que el tema cada tanto esté en los medios….pero los grandes paradigmas no han cambiado.., las mujeres siguen yendo a parir a esos lugares… las mujeres en general no están saliendo a la calle a quejarse de esta situación… y para cambiar las cosas necesitamos algo más que reuniones de seis u ocho mujeres, algo más que el 1% de los partos en casa…necesitamos salir a la calle y quitarle la máscara al miedo, darnos cuenta que estamos tan sometidas que ni nos damos cuenta que lo estamos…

Juro que no sé cómo se hace eso… a mi se me ocurre salir a la calle con un megáfono y pararme frente a un hospital, llamar a la prensa y simplemente empezar a cuestionar… porque siguen poniendo nitrato de plata en los ojos a los chicos de una ley de los cuarenta… porque les siguen poniendo vitamina k en una dosis que ni siquiera sirve para prevenir realmente el síndrome… porque siguen haciendo episiotomías de rutina cuando no hay ningún estudio que lo avale, porque siguen rompiendo tempranamente las bolsas cuando todo está bien…. porque nos siguen asustando con las cesáreas, porque no reconocen en primer lugar el miedo que tienen a no controlar a hacer…

Y necesitamos marchas… necesitamos ser una fuerza nacional, con representantes en los niveles de gobierno… necesitamos ser muchas más mujeres y hombres, todos al mismo tiempo… pongamos un día… salgamos a la calles… pacíficamente… con velas… no sé hagamos mucha bulla… cantemos… pero digamos basta! Basta! Tenemos que poder intentar abrir los ojos a todas las mujeres que vienen detrás nuestro que tienen esta violencia tan naturalizada que no se dan cuenta…

Una red virtual sirve pero no es suficiente. Acciones concretas solo en la semana del parto respetado no es suficiente…Grupos en las ciudades sirven pero no son suficientes… necesitamos unirnos…físicamente

Esta es mi reflexión… los invito a charlarlo, a proponer ideas…yo me animo a hacer algo distinto, y vos??

Alejandra Galvan
Alumbrar Rosario

lunes, 30 de marzo de 2009

Mujeres Eternas


Que te dice una mujer que deja crecer sus canas...? pues a mi me dice mucho, pienso que como mujeres hemos dejado de respetar nuestros propios ciclos naturales, tapándolos, ocultaándolos.
La menstruación, vivimos tratando de usar drogas que me hagan pensar que " es un dia mas" pero todas sabemos que no es un dia más, que nos pasan cosas, que necesitamos parar, y que mientras menos caso le hagamos a nuestro cuerpo, mas se va a quejar. Y asi nos pasa... con las canas, con la menopausia, con la menstruacion.

Entonces un dia vi mujeres que permitian que sus cabellos crecieran con la fuerza de la sabiduria, sin tapar, permitiendo al mundo ver su edad real... y me encanto, por momentos no puedo saber que edad tienen, entre 35 y 70? pense que la edad de cabellera blanca es eterna, parecemos no envejecer, guardando en cada cana la sabiduria ancestral de las antiguas mujeres.

y me deje las canas, esperando encontrarme, con esa persona real que soy, por la que pasa el tiempo, por la que el cuerpo describe cada huella.

Otro tiempo...el mismo tiempo...